tacambato@gmail.com
+593 099 947 4407

EL REGRESO DE LOEB AL WRC: ARGUMENTOS A FAVOR Y EN CONTRA

Home   /   EL REGRESO DE LOEB AL WRC: ARGUMENTOS A FAVOR Y EN CONTRA
TAC - LOEB AL WRC

Sébastien Loeb. ¿Un potencial regreso de la leyenda o mejor un recuerdo de lo que fue?

En las últimas semanas se ha escrito mucho sobre el nueve veces campeón del mundo y su posible futuro en el M-Sport Ford World Rally Team. ¿Sería un regreso de más o podría el alsaciano ser la pieza final del rompecabezas para llevar a la escuadra británica de nuevo a la cima?

Loeb ha sido claro sobre lo que querría a partir de 2022. El Rallye de Montecarlo es poco realista dado que todavía estaría en el Dakar a 72 horas de la semana del rallye. Y ha terminado con el Rallye de Finlandia. Pero todo lo demás podría estar sobre la mesa.

Y la experiencia de Loeb, y la de ganar, es insuperable en el WRC.

El director general de M-Sport, Malcolm Wilson, no ha ocultado que siempre le hubiera gustado trabajar con Loeb. Wilson siente el máximo respeto por el hombre que ayudó a Citroën a derrotarle durante casi una década.

Pero las conversaciones de Wilson con el piloto de 47 años nacen de la comprensión de lo que Loeb podría aportar en el futuro, más que de cualquier noción romántica de lo que ocurrió en el pasado.

Si, por ejemplo, M-Sport conservara los servicios de su actual piloto francés, Adrien Fourmaux, para la próxima temporada, Loeb podría ser el mentor perfecto para él.

Y aportaría una mentalidad ganadora. De la misma manera que Sébastien Ogier lo hizo en 2017. Al parecer, Loeb se despidió del WRC subiendo su Hyundai i20 al podio en el Rallye de Turquía del año pasado.

No hay duda de que el piloto más exitoso de este deporte ha perdido parte de la enorme velocidad que le llevó a conseguir 79 victorias en 180 participaciones, pero es igualmente inequívoco que tiene suficiente ritmo para que un Puma Rally1 llegue al podio en el futuro.

¿O estamos pasando demasiado el tiempo mirando hacia atrás?

Va a llegar a una década este próximo 2022 desde el último título de Loeb y una década desde su último programa a tiempo completo en el WRC. ¿No sería mejor que M-Sport Ford invirtiera en el futuro y confiara plenamente en un piloto como, por ejemplo, Fourmaux o cualquiera de la próxima generación?

Es la clásica discusión entre el aquí y el ahora y el futuro. Cada vez que Wilson pone a una joven promesa en un coche, está ganando tiempo en el asiento y una experiencia increíblemente valiosa, todo lo cual está ayudando a sentar las bases de un futuro más halagüeño para el Puma Rally1 de Ford.

Traer de vuelta a Loeb podría ser visto como una política a corto plazo, y no una que necesariamente se siente más cómodo con Wilson, un hombre cuyo tiempo en la gestión de los esfuerzos de Ford en el WRC ha estado marcado por el número de futuros campeones que él ha nutrido y llevado al tramo más alto del deporte.

¿Qué camino tomará?